Pricing Table Particle

Quickly drive clicks-and-mortar catalysts for change
  • Basic
  • Standard Compliant Channels
  • $50
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 1 GB of space
  • Support at $25/hour
  • Sign Up
  • Premium
  • Standard Compliant Channels
  • $100
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 10 GB of space
  • Support at $15/hour
  • Sign Up
  • Platinum
  • Standard Compliant Channels
  • $250
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 30 GB of space
  • Support at $5/hour
  • Sign Up

Login Module

Blog
Edifícate con la Palabra de Dios

“Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.” 

Juan 17:5 

¡Qué argumento tan profundo y poderoso ora el Señor Jesús al Padre! Con miras al sacrificio de la cruz, nuestro Señor dice glorifícame al lado tuyoLa unidad perfecta con el Padre le lleva a decir estas palabras. Como vimos anteriormente, Jesús cumplió todo el propósito del Padre, no solo completamente, sino conforme a su carácter, a su santidad y su luz.

Ahora, en su oración, nos revela una evidencia más de su Deidad. Jesús le dice al Padre: “glorifícame... con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.” En este momento de la historia de esperanza a la humanidad, siendo el Mesías anunciado, había enseñado, salvado, confrontado, sanado, preparado, y pronto sería colgado en el madero para la obra de nuestra salvación, sustitución y redención, pero como sabemos, por ser Dios, pondría su vida y la tomaría para resucitar con poder y gloria al tercer día, conforme a todo lo que estaba escrito (Juan 10:17). 

La última parte del versículo nos revela algo de la historia que no conocíamos, menciona otro momento glorioso con el Padre. A pesar de la profundidad de este argumento, una de las cosas que nos muestra es la eternidad de Jesús. Antes que el mundo fuese, Él existe y esoevidencia que Él es Dios (Col. 1:16; Juan 1:1).

Algo más que aprendemos es que la obra de salvación a la humanidad siempre era el plan de gloria del Padre, antes de la creación y revelado y profetizado en toda la Biblia para cumplirlo en su Hijo, obedeciendo hasta la cruz por nosotros. Este momento de la cruz es glorioso, porque Jesúsmuestra su poder de Dios por vencer al pecado que esclavizaba al ser humano, al diablo que engaña, que tienta, y muestra su gran misericordia por salvar a grandes pecadores. También este momento era humanamente triste, sombrío, angustioso y vergonzoso, pero Jesús, siendo Dios, cumpliendo el plan del Padre, convirtió el escenario en glorioso.

"la obra de salvación a la humanidad siempre era el plan de gloria del Padre"

Por último, podemos enfatizar que el Señor oraba antes de un momento triste como humano, sabía que haciendo la voluntad del Padre, aún en momentos difíciles, Dios se iba a glorificar, la tristeza se convertiría en gozo, la angustia en alegría, y la incertidumbre en victoria. 

Alabemos al Señor Jesús porque Él es Dios eterno, por la unidad del Padre, Hijo y Espíritu Santo, un Dios en tres personas que actúan perfecta y coordinadamente a favor de nosotros, por esa gloria que tienen el Padre e Hijo, manifestada en diferentes momentos y aquí, en la obra de la cruz, donde pondría su vida por nuestra redención y salvación. Demos gracias al Señor porque esa salvación que nos ha dado trae gloria a Dios y vivamos para Él, ya que nos ha dado una salvación tan grande. Oremos en todo tiempo, más en momentos difíciles para hacer su voluntad y estar en los propósitos de Dios pues así podemos confiar que traeremos gloria a su nombre. 

psArielsign

0
0
0
s2sdefault

You have no rights to post comments